Conviertete A Cristo

 

Hay una pregunta que todos debemos hacernos, es  la pregunta más importante que alguna vez te hayas  hecho.

¿Si murieras hoy, ¿adonde irías? y ¿cómo lo sabes?

Muchas personas pueden decir que no saben.  Algunos podrían decir que no piensan en ello. Otros pueden decir “Creo que iría al cielo.” Ese es un pensamiento que todos preferimos pensar. Pero no hay ningún lugar en la Biblia donde diga que lo que uno piensa es sufuciente para ir al cielo.

Alguien puede decir: “No lo entiendes, yo me crié en la iglesia. ¿Eso no me llevaría al cielo?”  Esa también es una manera opcional y agradable de pensar, pero volvemos a lo mismo en ninguna parte de la Biblia dice que puedes ir al cielo solo por el hecho de haber sido criado en la iglesia.

Podrías decir: “Yo soy una buena persona, la gente me lo dice todo el tiempo, siempre ayudo a la gente y no  hago cosas malas, ¿no crees que con eso puedo ir al cielo?” Por desgracia no, la biblia dice: “Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Romanos 3:12

También podrías decir: “Yo creo en Dios. Eso debería de llevarme al cielo ¿no crees?.” Creer en Dios es muy bueno, pero en la biblia dice: “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen y tiemblan” Santiago 2:19  y por supuesto que ellos no van al cielo ¿verdad? “

 Somos pecadores por naturaleza y por voluntad propia.

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” Romanos 3:23.

Merecemos la muerte y el infierno. “Porque la paga del pecado es muerte” Romanos 6:23.

Dios es santo y justo, y debe castigar el pecado. Aún así, Él nos ama y ha provisto para el perdón de nuestros pecados. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3:16.

Jesús murió en la cruz por nosotros: “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” 1ª Pedro 3:18.

Jesús fue resucitado de la muerte: “El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación” Romanos 4:25.

Entonces ¿Cómo se llega al Cielo?”, te estarás preguntando.

Primero: Reconoce que has ofendido a Dios con tus pecados y pidele perdon. 

La respuesta es esta Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” Juan 14:6.

Cree en el Señor Jesucristo y será salvo Hechos 16:31.

¡Así que NO podemos salvarnos a nosotros mismos! “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie de gloríe” Efesios 2:8-9.

Usted puede recibir la vida eterna como un regalo que Dios le da. “La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” Romanos 6:23.

Ahora mismo, usted puede vivir una vida plena y significativa. Porqué Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10.

 Aceptar a Jesús como su Salvador personal es poner su fe y confianza personalmente en Él. Ninguno es salvo por la fe de otros.

Invite a Jesús a su corazón y recíbale como su Salvador Personal pero tenga en cuenta que solamente es el creer y confiar en Cristo lo que le puede dar el perdón de pecados.

Esta oración a continuación es simplemente una manera de expresar a Dios su fe en El, y agradecerle por proveerle su perdón.

“Dios, sé que he pecado contra ti y merezco castigo. Pero Jesucristo tomó el castigo que yo merecía, de manera que a través de la fe en Él yo pueda ser perdonado. Me aparto de mi pecado y pongo mi confianza en Ti para la salvación. Gracias por tu maravillosa gracia y perdón en el Nombre de Jesús, ¡Amén!”

¡Ese es el mensaje de salvación! Si ha puesto su fe en Jesucristo como su Salvador, ¡usted es salvo! Todos sus pecados son perdonados, y Dios promete nunca dejarlo o desampararlo (Romanos 8:38-39;Mateo 28:20).

Recuerde, su salvación está segura en Jesucristo (Juan 10:28-29).

¡Si usted confía solo en Jesús como su Salvador, puede tener la confianza de que va a pasar la eternidad con Dios en el cielo!

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12.